interZona

Kaspar Hauser

Ejemplo de un crimen contra la vida interior del hombre

Paul Johann Anselm von Feuerbach

Portada Kaspar Hauser
ISBN
978-987-3874-68-0
Páginas
192
Encuadernación
Cartoné
Muestra

Traducción de Ariel Magnus
Epílogo de Julio Monteverde

Durante la tarde del 26 de mayo de 1828, en la localidad alemana de Núremberg, apareció, sin que nadie supiera nada de su procedencia o paradero, un “niño salvaje” con una carta en la mano. En ella, un desconocido solicitaba que se hicieran cargo del muchacho.
Así dio comienzo la enigmática historia de Kaspar Hauser, una vida cuya rareza y singularidad ha inspirado a numerosos escritores, poetas, cineastas e incluso a científicos. En etología se utiliza su nombre para referirse a experimentos en los cuales animales jóvenes son criados sin poder aprender de animales adultos y distinguir así entre comportamiento aprendido y comportamiento instintivo; y en psicología, al síndrome que se produce cuando un niño crece durante mucho tiempo sin afecto paternal o incluso sin contacto con otras personas.
Esta edición contiene documentos originales de época, previos a la construcción del mito de quien es conocido como “el huérfano de Europa”.

 

Edición impresa $345

El autor

Paul Johann Anselm von Feuerbach

Paul Johann Anselm von Feuerbach, que ostentaba el título de Caballero, fue un célebre jurista alemán que nació 1775 cerca de Jena y murió en 1833 en Fráncfort. Autor del código penal de Bavaria de 1813, su nombre se cuenta entre los modernizadores de las leyes de su país. Si bien escribió muchas obras sobre diferentes temas relacionados con su disciplina, su libro más famoso (que también puede ser leído como un tratado sobre jurisprudencia) es este sobre Kaspar Hauser, a quien visitó y tomó bajo su tutela ni bien se enteró de su existencia. Luego de la muerte del Caballero, ocurrida pocos meses antes que la de su protegido, uno de sus hijos, el filósofo Ludwig Andreas Feuerbach, publicó una biografía de su padre en dos tomos, donde cuenta vicisitudes sobre su relación con Kaspar Hauser, de cuya historia terminó dudando al final de su vida. Otro de sus hijos, el filólogo y arqueólogo Joseph Anselm, es el padre del célebre pintor Anselm Feuerbach (1829-1880).