interZona

Mutaciones de la creación

Por Ces Le Mhyte

Hablar acerca de un dispositivo amo/esclavo no sólo es muy fácil sino también muy poco, para referirnos a la nueva obra de Carlos Chernov.

Así también lo vieron Agustina Bazterrica, Esther Cross y Juan José Becerra, durante la presentación de Amo (Interzona) en la sala Alejandra Pizarnik del pabellón amarillo de la 45° Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, cuya celebración  tuvo lugar el martes 7 de Mayo por la tarde.

Hay un traspaso de lo real a lo fantástico. Pasaje que da cuerpo a las tramas narrativas  que constituyen a estos cuentos de Amo.

Corpus.

Fenómeno que desborda la voluntad de poder, el acto y su potencia, la pena y la culpa, el mandato y la obediencia.

Como señaló Bazterrica,  en su excelente disertación, la obra de Chernov propone y provoca un quiebre con la lógica binaria.

Lo que persiste, lo que queda, no es puro goce.

Perdura el goce recortado por el terror al paso del tiempo.

Y lo que genera extrañeza es que la risa de forma espontánea se presenta no como elemento de denuncia de este fenómeno de los cuerpos sino para alivianar el peso de la deconstrucción, dando cuenta de lo ridículo que suele ser la condición humana.

(En este sentido hay cierta reminiscencia a la célebre novela del autor Anatomía humana)

Será por ello que el autor decidió regalarnos una prueba de hierro, una apostilla profana, al recitar en voz alta  y clara el cuento que da nombre al conjunto de la obra.

Mutaciones de la creación para alumbrar otras zonas de incertidumbre, de temblores inesperados, y que revisten la ceremonia de arar otro suelo inhóspito del asombro.

 

El Mañana ya llegó: Descubrí la novela más profética y anticipatoria de Luisa Valenzuela