interZona

Teatro para la liberación personal

“La meta del Teatro del Oprimido no es llegar a un equilibrio tranquilizador, sino al desequilibrio que conduce a la acción. Su objetivo es dinamizar. Esto se consigue a través de la acción concreta, en escena: ¡el acto de transformar es transformador! Transformando la escena, me transformo” - Augusto Boal, El arco iris del deseo

interZona presenta una nueva edición de El arco iris del deseo, el último trabajo teórico de Augusto Boal (1931-2009), pedagogo y director teatral brasilero que revolucionó la forma de concebir la práctica escénica. Creador de la corriente Teatro del Oprimido, la cual comenzó a desarrollar a partir de 1971, tras ser encarcelado y torturado por la dictadura de su país, Boal propone en este libro, el ápice de su teoría, una sistematización completa de todas las técnicas empleadas a lo largo de sus años de trabajo de campo en contacto directo con los más diversos pueblos y sus poblaciones, a la par que revisa a modo de retrospectiva aquello que su propia obra le produjo en su devenir.
 
Con un tono directo y didáctico, las técnicas reunidas en este libro son todas deslumbrantes, no solo porque Boal contempla y profundiza en cada aspecto del lenguaje teatral (palabra, gestualidad, postura, objetos, emociones) y de los vínculos interpersonales sino además porque pueden resultar útiles como ejercicios para otras disciplinas artísticas o terapéuticas y, principalmente, para la vida diaria. A partir de la interacción de Boal con la Asociación Internacional de Psicoterapias de Grupo, fundada por el inventor del psicodrama, Jacob Levy Moreno, y la necesidad de poder sistematizar ciertas prácticas y conocimientos es que Boal toma el impulso para escribir El arco iris del deseo. 
Publicado por primera vez en 1990, El arco iris del deseo todavía hoy parece ser un texto de vanguardia, no solo por sus planteos ideológicos, postura política y conciencia del pueblo latinoamericano sino por su capacidad de interesar y expandirse hacia una multiplicidad de lecturas con diferentes trasfondos. Para el docente de teatro, representa un tesoro de ejercicios a probar en sus clases; para el teórico y el crítico, una forma única de concebir el acto teatral y un hito ineludible en la historia del teatro contemporáneo; y para el lector no profesional −quizás el espect-actor del que habla Boal−, un compendio de propuestas que invitan a salir del automatismo, autoconocerse y rebelarse.

“El título de este libro, El arco iris del deseo, es también el título de una de las técnicas que aquí se presentan. En realidad, todas estas técnicas guardan relación con los arcoíris del deseo: todas pretenden ayudar a analizar los colores de nuestros deseos y voluntades, para armonizarlos de manera diferente, con otras proporciones, con otras formas y en otros lienzos más acordes con nuestra felicidad” - Augusto Boal, El arco iris del deseo

El arco iris del deseo va un paso más allá en la búsqueda de hacer del teatro una herramienta para liberarse de la opresión social. Se trata aquí de provocar la transformación de cada individuo, a partir de la auto-observación que conduce al conocimiento de sí.

La vanguardia clásica no espera: Suscríbase al newsletter para recibir novedades y beneficios