interZona

Cómo es “La vida de los insectos”, el libro que compara al hombre con el mundo animal

Se trata de una reedición del clásico de Maurice Maeterlinck, el belga ganador del Nobel de Literatura en 1911. La cultura de una colmena y la vida de las hormigas.

“El que haya leído este libro no se haya en condiciones de dirigir una colmena, pero conocerá casi todo lo que se sabe de cierto, curioso, profundo e íntimo sobre sus habitantes”. Así comienza “La vida de los insectos. Abejas, termitas y hormigas”, el fascinante libro del escritor, dramaturgo y ensayista belga Maurice Maeterlinck.

El autor, ganador del Premio Nobel de Literatura en 1911, fue reeditado por Interzona. Y es una buena noticia que este gran descubrimiento científico y literario esté disponible en las librerías.

¿De qué se trata el libro? Además del teatro y de los ensayos filosóficos, Maeterlinck era un gran amante de la naturaleza y de los animales, especialmente de su comportamiento. A finales del siglo XIX e inicios del XX, comenzó una serie de ensayos en los que compara la fascinante vida de la naturaleza con el misterio de los seres humanos.

Así, nacieron los tres libros sobre las abejas, las termitas y las hormigas, que ahora fueron recopilados en una sola edición con tapa dura.

Con una prosa brillante y apasionada sobre el mundo que retrata, Maeterlinck logra que nos interesemos por la vida de insectos en los que, quizás, nunca reparamos. Lo hace con gran maestría y, principalmente, comparándolo con nuestra vida. Para el autor, el ser humano no es mucho más complejo que una abeja.

“En la colmena, el individuo no es nada, no tiene más que una existencia condicional, no es más que un momento indiferente, un órgano alado de la especie. Toda su vida es un sacrificio total al ser innumerable y perpetuo del que forma parte. Es curioso observar que no siempre fue así. Todo indica que no es la reina, sino el espíritu de la colmena, quien decide la enjambradura”, esribe en un fragmento del libro.

// Los patrones matemáticos de las abejas

Luego, se hace algunas preguntas sobre la naturaleza de estos animales. “¿Cómo todos los ángulos de los rombos coinciden siempre tan mágicamente? ¿Quién les dice que empiecen aquí y terminen allí? Es uno de los misterios de la colmena. La mayor parte de los seres tienen el sentimiento confuso de que un azar muy precario, una especie de membrana transparente, separa la muerte del amor, y de que la idea profunda de la Naturaleza quiere que se muera en el momento en que se transmite la vida”.

// La trampa de las abejas japonesas

Las preguntas sobre las abejas o las terminas son, en definitiva, cuestionamientos que el autor se hace sobre la cultura. A veces son miradas poéticas. Otras veces, cuestionamientos filosóficos. En ocasiones, agudas observaciones políticas. En todos los casos, resulta un libro apasionante para todo aquel que se pregunte sobre la naturaleza, tanto del hombre como de los animales.

Galería

Celebramos el centenario de Stanislaw Lem : El congreso de futurología, un clásico de la ciencia ficción lleno de humor e ironía