interZona

Cuatro libros para salirse de las lecturas tradicionales

Propuestas que van del realismo a la ficción especulativa o la experimentación con el lenguaje y su posibilidad de encontrar nuevos sentidos.

1 - Deberías venir conmigo ahora, de M. John Harrison (Interzona)

Fantástico. Apenas en un futuro cercano y bastante familiar, M. John Harrison (Reino Unido, 1945) tuerce y retuerce tramas, espacios y el alma de sus personajes. Con humor y melancolía de pulso apocalíptico, Deberías venir conmigo ahora, una colección de más de 40 cuentos traducidos con un justo voseo por Tomás Downey, combina relatos de Elfos venidos a menos, brevísimas prosas que rozan la enumeración poética y otros que se enfrentan con la materia de los duelos: románticos, familiares, de la ruina de la especie entera. Como en “Psicoarqueología”, en el que dos trabajadores que desentierran antiguos reyes europeos evidencian la desconexión e inutilidad con el pasado más que para un proyecto turístico-académico de entretenimiento. En “Bingo de las cornejas”, alienígenas quedan fascinados por algunos pájaros sobrevivientes en la Tierra mientras queman para combustible nuestros libros e información. Y en “Reseñas imaginarias”, su ironía asalta al género periodístico para hacer posible la literatura en cualquier forma: “La pesadilla de esta novela es que entre sus personajes nada está siendo construido. La única alternativa a la inercia, la animalidad y la paranoia es el pensamiento mágico. No se está haciendo nada práctico”.

Hipersueño, de Hélène Cixous: Un tour de force literario que desafía a la muerte