interZona

"Carlos Fuentes sigue siendo un escritor universal": Luisa Valenzuela

La narradora argentina, quien participó en el homenaje a Fuentes a 10 años de su muerte, habla de su novela Fiscal muere, y del libro La mirada horizontal, que reúne su periodismo

A Luisa Valenzuela, la escritora nacida en Buenos Aires en 1938, la estudiosa de la literatura hispanomericana, Francisca Noguerol Jiménez, la ha definido como una autora “original, deslumbrante, audaz, irónica, feroz, ingeniosa, sensual, ambigua, procaz, fascinante: 10 adjetivos no bastan para describir a la argentina Luisa Valenzuela, una de las más brillantes narradoras actuales en español”.

En entrevista con EL UNIVERSAL, la autora de novelas, libros de cuentos, micro ficción y ensayos, habla de su novela "Fiscal muere", que es su primera incursión al género policiaco mediante el excomisario Masachesi, y en la que explora un episodio reciente de la historia argentina: la muerte de un disparo en la cabeza del fiscal Alberto Nisman, que acusó a la expresidenta Cristina Fernández de encubrir a los sospechosos del atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA).

Pero también, la autora de "Hay que sonreír", "Como en la guerra", "Cola de lagartija", "Novela negra con argentinos", "Realidad Nacional desde la cama", "La Travesía", "El Mañana" y "El profundo secreto de Perón" habla de La mirada horizontal, un libro que reúne varios de sus textos periodísticos, y conversa sobre Carlos Fuentes, el gran amigo de esta “viajera impenitente” y coleccionista de máscaras, a quien recuerda a 10 años de su muerte y a quien extraña por su “mirada lúcida”, su vitalidad y su gran sentido del humor.

Lee también: Arte cuir: diversidad sexual y estética prehispánica

Luisa Valenzuela, quien fue la ganadora del Premio Internacional Carlos Fuentes a la Creación Literaria en Idioma Español 2019, estuvo en México el pasado fin de semana para participar en el homenaje a Carlos Fuentes, organizado por la Universidad Nacional Autonoma de México (UNAM) , en la Fiesta del Libro y la Rosa.

¿Qué extraña y qué celebra de la obra literaria de Carlos Fuentes?

Como es lógico extraño algún nuevo y sorprendente libro, pero nos ha dejado una obra tan vasta y abarcadora para leer y releer, siempre deslumbrándonos. Por eso es que sobre todo extraño su presencia y su vitalidad, su profundísima veneración por la literatura, su interés por las jóvenes voces y su lúcida mirada.

¿Qué revalora de su crítica política e intelectual?

Puede uno estar de acuerdo o no con muchas de sus posiciones políticas (suele suceder), pero siempre aprecié y admiré la profunda sinceridad y la brillantez de sus planteamientos.

¿Cuáles eran los intereses literarios que compartía con Fuentes?

Su solapado y secreto sentido del humor y su enorme pasión para la escritura de ficción. Ojalá pudiera decir que los compartía, Carlos Fuentes era y sigue siendo un escritor universal, de intereses inconmensurables y esclarecedores.

Y hablando de su obra ¿qué la llevó a escribir Fiscal muere y de un episodio real de la historia argentina?

Son muchos los motivos, enumeraré algunos: El uso espurio y fatal de esa muerte emblemática, la imposibilidad de llegar a la asaz obvia verdad por manipulaciones políticas, las tramas casi irrisorias (la ficción les queda chica) para demostrar lo indemostrable que resultó imprescindible para torcer el curso de la política argentina durante cuatro nefastos años.

A veces bucear en la realidad del país de uno suele ser doloroso, ¿cómo fue para usted entrar a ese hecho desde la ficción?

El proceso creativo tiene sus propias magias. Fue así como surgió de la nada un personaje, el excomisario Masachesi, que me entregó una posible respuesta para esa tan embarullada muerte del fiscal Alberto Nisman. Para reconocer la corrupción de la justicia no necesité buceo alguno.

Acaba de aparecer La mirada horizontal, que reúne textos periodísticos, ¿se reconoce en esa periodista que fue?

Lee también: Con falos de yeso, la escultora Cynthia Plaster Caster desmitificó la idea de la "musa" en el arte

Es un azar que tanto la novela con este libro hayan aparecido casi al mismo tiempo. Gracias a eso pude entender la posible complementaridad de ambas miradas, la horizontal periodística y la vertical literaria. Y para responderte, sí, me reconozco en esa persona que indaga y ama sorprenderse.

¿Qué le ha dado el periodismo que no le brinda la literatura?

Me resultaron complementarios, ahora por fin me doy cuenta. El periodismo me llevó a conocer los mundos y los seres, la literatura a ahondar en las esencias de los seres humanos.

¿Cómo asume el periodismo en relación con la literatura?, ¿hay una frontera invisible sobre todo en el uso de la palabra?

Hay enormes diferencias. Son dos estados del acercamiento al lenguaje, el literario que asume una forma de espeleología y el que se atiene a los datos; siempre y cuando no se caiga en la hoy tristemente famosa fake news, y en la ponzoñosa posverdad.

¿En qué proyecto trabaja?, ¿cuál es la trama de su próxima o próximas novelas?

Por una parte va a aparecer este año un libro de, digamos, autoficción titulado Los tiempos detenidos. Y por otro lado estoy muy embalada, para decirlo en porteño, con más hazañas del excomisario Masachesi. Por primera vez apareció un personaje que me habita. Y es muy bienvenido.

"Extraño su presencia y su vitalidad, su profundísima veneración por la literat

August Eschenburg: Una pieza de relojería fantástica del ganador del Pulitzer Steven Millhauser